miércoles, 12 de diciembre de 2007

Verás qué vieiras

Llevo más de dos semanas buscando 25 vieiras congeladas para cocinarlas en Nochevieja, pero hasta ayer no he podido descansar. Tras probar diversos caminos, una compañera del trabajo me mostró el maravilloso paseo adoquinado de baldosas amarillas que desemboca en los grandes almacenes. Me prestó su tarjeta del makro, imprescindible para salir con compra y, con mis padres a lomos, fui en busca de la dichosa almeja. Me encuentro bastante inspirado por el restaurante Raga`s (ya hablaré de él) a la hora de decidirme por cómo hacer las vieiras, después de degustar sus tartaletas a la marinera con gulas y bechamel. Yo probaré a hacer lo siguiente: Salsa marinera (potenciada con caldo de mejillones), vieiras, gambas, palitos de cangrejo, bechamel, queso y gratinado. Todo dentro de las tartaletas que compré en el macro-supermercado, idénticas a las que presenta el Raga`s. Bueno, a mi cuñada Maricarmen no le pondré ni bechamel ni queso, si quiero llegar vivo al 2008.

Por otra parte, y cambiando de tercio, hoy me he encontrado que tras dos intentos fallidos, Abraham me ha contestado. Qué ilusión!!

pd.- Sí, efectivamente, he tenido la tentación de poner otra foto.

19. Por favor, ¿cómo harías unas vieiras gratinadas? Gracias, maestro.
Si rezumando frescura "falan galego", hoy la mayoría se expresan en el escocés de Conan Doyle,cubrirlas de bechamel sería una blasfemia que no le perdonaría el ecuestre apóstol. Más coherente se me antoja "gratinarlas" con pan recién rallado, una miaja de ajo y algo de perejil, para que simulen el verde, acariciante, paisaje de Rosalía: "Nou sé cuándo nos veremos". Calif: gratificante.

9 comentarios:

Piedra dijo...

Paz y Bien.
Excelso manjar para despedir un 2007 y aventurarse en un bisiesto esperanzador.Pero yo sinceramente prescindiría de los palitos de cangrejo o engendros similares.Sólo si fuese posible lo sustituiría por chatka.Y si no lo fuese lo dejaría tal como cuentas.
La casualidad hace que a mí también me respondiese a una duda el maestro Abraham.¿Adivinas cual?...
Un abrazo y enhorauena por tu blog.
P.D.:Se te echa de menos en la cocina guarderil los miércoles en la noche.

Sergio Gallego dijo...

Hombre, qué sorpresa! qué bueno verte por aquí. Sé que se me echa de menos, pero es que llevo dos semanas con indisponibilidad física. Cuando llega la hora de clase, mi pobre espalda no puede más que caminar hacia mi casa y recostarse en el sofá. Te aseguro que más lo siento yo, en todos los sentidos. Respecto a la receta, tomo nota y, como si de un rival de mi sobrino en el equipo de fútbol del barrio se tratase, los palitos de cangrejo quedan excluidos automáticamente. Coño!!!! TU PREGUNTA ES LA DE SI SEGUIR DANDO CLASE O SALTAR A LOS FOGONES. JEJEJEJE. Claro. Un saludo y espero que el miércoles nos veamos sin falta para hablar de mi puesto de pinche, entre otras cosas. jeje.

francisco dijo...

Bueno, anotaré cuidadosamente todo lo que se cueza en la cocina de la suegra, porque, como participante de las jornadas gastronómicas Nochevieja 2007, tendré información de primera mano del evento. Eso sí, la resaca no me permitirá escribir nada hasta el día 2 ó 3.

Sergio dijo...

Yo las vieiras las cocinaré en mi casa, por falta de espacio en el horno de la suegra. espero dejarlo todo preparado antes de irme de copas el 31 por la tarde, porque puede ser un fallo garrafal.

francisco dijo...

Puedo dar fe de que las vieras salieron de p.m. Lo normal en estas cosas que llevan como una bechamel es que tengan un puntito empachoso por exceso de no sé qué (efectivamente, lo mío no es la cocina), pero estas salieron melosas y ligerísimas. La carne de la viera es exquisita y ningún componente tapaba su sabor. Dejaron el hueco justo para el plato principal. De nota, chaval.

Sergio dijo...

Gracias, compañero. Pero prefiero que sigas sin saber de cocina y arregles el puto canal plus para ver a Los Soprano como dios manda. Saludos varios.

francisco dijo...

Yastá.

Los Soprano: El sábado a las seis (primer pase) o a las seis y media (segundo pase). Y aquí es como el chiste del maca: a las seis se folla esté el maca o no esté el maca, así que vete espabilando y largando a la gente de casa a las cinco y media para llegar temprano, o te arriesgas a que te cuente todo el episodio por la noche, cuando nos veamos en la entrañable cena familiar. Tú mismo.

Javier Moñino dijo...

Hablando de bechamel y de queso, como dices en el post... yo me voy despidiendo ya de los placeres de la vida. El colesterol lo tengo alto... Por qué tiene que ser sana una manzana y ser malo un entrecot? Es que es mala suerte...

sergio dijo...

Pues habla con Felipe, él te puede subir la moral, ya que su panorama es mucho peor.