lunes, 9 de julio de 2007

Comer en Molina

Llevo varios días pensando en recomendar algún sitio para comer cerca de donde tengo mi hogar; Molina de Segura. A pesar de tener un centenar de locales para comer destacaría tres: la Abadía, el bar Casa Ángel y el Richard. Cada uno en su estilo, son las tres mejores opciones que encontramos en la localidad molinense. El primero es un restaurante muy tranquilo y elegante, en el que el trato de los camareros y el silencio que se respira en el salón anticipan al comensal lo que será con toda seguridad una buena comida. Si no me creéis, preguntad al alcalde Eduardo Contreras, el cual visita el restaurante con asiduidad. Todo se encuentra perfectamente elaborado y creo imprescindible probar sus crepes de Camember y sus arroces con calamares en su tinta. Destacaría la melosidad de estos arroces negros conseguida por la habilidad del cocinero de sustituir la cebolleta del sofrito previo a la cocción por puerros. Magnífico. Calif. Muy Bueno. Por otra parte, el bar Casa Ángel (plaza de la Molinera) ofrece a sus comensales un buen marisco a un precio y un ambiente familiar muy característico. Ojo, que eso no quiere decir que la cuenta no lleve tres cifras si os emocionáis pidiendo bichos marinos. Imprescindible probar el pulpo, el arroz y bogavante y el rabo de toro. Aprovechad también para pedir quisquilla a la sal (plancha), en vez de comerla cocida, ya que es uno de los poco restaurantes en los que la he encontrado así. Calif. Muy bueno. Y el Richard, antiguo bar Museo, es el lugar que recomendaría para tomarte una cerveza con unas tapas caseras bien cocinadas como calamar a la plancha, ensaladillas de varios tipos, caballitos, carpaccio de bacalao, revuelto de setas, espárragos y gambas y alguna carne o pescado a la plancha. Todo riquísimo. Calif. Muy Bueno.

10 comentarios:

Lola dijo...

Conozco la Abadía y el Richard. Al primero he ido dos o tres veces con mi familia a la típica comida de Reyes a comer arroz -no recuerdo con qué-... Pero muy bueno. Y puedo prometer y prometo que siempre me encuentro al alcalde. jejeje.
Al Richard iba sobre todo con mis compañeros cuando curraba en la gasolinera. Estrella bien tirada, buenas tapas y precio asequible. Ideal para tomarse el aperitivo del fin de semana...

francisco dijo...

Pues el único que me falta por conocer es el más caro, La Abadía, y seguro que será el que más me guste. Soy incapaz de contextualizar, y me pierden las presentaciones "glamourosas" de los restaurantes de postín, como sabéis. Snob que es uno.

Anónimo dijo...

Oye, mojaros un poco más que vosotros conocéis Molina.

francisco dijo...

Puntualicemos: Yo CONOCÍA Molina cuando salía a tomármelas. Ahora tengo que leer bitácoras para saber por dónde va el hilo, y esperar a que algún cuñado caritativo me brinde la excusa perfecta para salir.

Pero, a bote pronto, se me ocurren dos clásicos apagambrunas: La Gratella y Don Giovanni, cada uno en su estilo. También está el Restaurante Julián. Te dejo las críticas a ti, que seguro que los conoces.

Y firma los mensajes, coño, que al final creeré que todos los anónimos del mundo son tuyos.

Anónimo dijo...

Pues el Julián es un lugar ubicado estratégicamente enfrente del Guanámana, cosa que se agradece. Se como francamente bien, aunque los precios son tan altos como para no volver. La don Giovani tiene unos buenos caballitos, pero de platos italianos nada de nada. La última vez mis tallarines estaban inundados por un litro de nata que simulaba a una salsa de no se qué. Eso, sin hablar de que llevan sin restaurar el local 25 años. Qué asco! La gratela está mejor, aunque tampoco me termina de convencer. Parece que también se ha estancado en el tiempo y simplemente sirven las tablas de patés y quesos y las lasañas y pizzas para comer. Recuerdo que las carnes las cocinaban demasiado en la plancha. Hay un italiano en la calle Cartagena de Murcia que me han recomendado y que quiero ir, si quieres organizamos una salida. Sergio.

Francisco dijo...

Hay otro italiano mejor que los dos que he dicho en Altorreal, pero no recuerdo su nombre. Sí que podríamos aprovechar una noche para acercarnos por allí (tiene mesas en la terraza), y cenar fresquitos.
Luego, es cuestión de dejar caer el coche hasta Molina.

Lola dijo...

Pues conozco Molina, pero no sus restaurantes. Servidora no es la crítica gastronómica. Si tuviera que recomendar a alguien de fuera un local de Molina, lo cierto es que no sabría por donde empezar... Quizá por el Chino de Santa Bárbara... De tapas y platos chulos ni idea... Qué triste!

Lola dijo...

Pues conozco Molina, pero no sus restaurantes. Servidora no es la crítica gastronómica. Si tuviera que recomendar a alguien de fuera un local de Molina, lo cierto es que no sabría por donde empezar... Quizá por el Chino de Santa Bárbara... De tapas y platos chulos ni idea... Qué triste!

latartitapresumida dijo...

y yo te recomiendo sapore di mare, frente a la higuera, comida muy buena y una atención excelente.

David dijo...

Constantemente trato de ir a nuevos sitios a comer, y por eso me gusta encontrar recomendaciones de algunos lugares. En la semana varias veces opto por salir ya que me gusta probar las especialidades de distintos sitios. Otras veces que estoy cansado opto por pedir al delivery comida