jueves, 12 de julio de 2007

Cenas en casa


Esta noche tengo cena en casa. Recuerdo las cenas que montaba todos los jueves en los meses que mi mujer trabajaba fuera de Murcia. La de hoy es parecida a aquellas de antaño, ya que uno de los amigos que nunca fallaba a dichas reuniones culinarias, y que llevo 15 días sin ver, viene con su novia. Mi primo también vendrá, cosa que ha complicado el menú que tenía pensado, porque el cabroncete no come nada que lleve queso. Iba a hacer unos entrantes a base de huevos de codorniz con jamón, una ensalada potente y un risotto. Como el risotto lleva parmesano, tendré que cambiarlo por otra cosa que les guste a los tres. Creo que no voy a calentarme la cabeza y prepararé unos solomillitos al jerez o al fua, aunque me apetece cocinar alguna cosa nueva no quiero pasarme dos horas en la cocina mientras los invitados se atiborran a cerveza y patatas. Estoy deseando, porque estas cenas siempre terminan bien.


Por otro lado, mañana voy a hacer una cena sólo para mi mujer y para mí, en la que sacaré la vajilla nueva, las velas y espero que la inspiración que me falta hoy para decidir la cena. Lo de mañana sí que es una incógnita, aunque tengo claro que si dejo que decida ella el menú, tendré que hacer varios tipos de comida japonesa y cocochas al pil pil, aparte de alguna receta picante que siempre viene bien en estas ocasiones. Estoy deseando, porque estas cenas siempre terminan bien.

5 comentarios:

francisco dijo...

A saber en qué estás tú pensando, que has puesto dos veces que esas cenas siempre terminan bien, picarón.

francisco dijo...

Por cierto, muy buenos los melocotones, pero muuucho mejor los tomates.

Anónimo dijo...

Hombre, de momento la de ayer fue bien y terminó bien. La de esta noche espero que vaya mejor. No lo pongo dos veces, son cenas distintas. Sergio

grego dijo...

lo de los solomillos al jerez suena tremendo. ¿se lo inyectas a la carne o es alguna salsa o reducción??.
a ver cuando me vuelves a invitar a cenar que ahora estoy alimentándome de pizzas precocinadas...

Anónimo dijo...

No, no, no se hace una reducción de una salsa. Lo de invitarte a cenar está hecho. Cuando quieras. Sergio.