miércoles, 1 de agosto de 2007

Triunfar sin pringar

Iba a explicar paso por paso los pasos que pasé para pasar un costillar de cerdo crudo en una pasada de costillar. Pero paso. Prefiero intentar que comprendáis las variedades que tiene la cocina en casa. Yo descubrí este plato al ver en televisión, como ya dije, un programa de cocina de un cocinero londinense (Oliver Twist) y de uno japonés u oriental (Wok). El primero hacía el costillar de cerdo restregando perejil, cilantro, jengibre, pimentón, orégano, alguna cosa más y mucho chile.

El segundo lo hacía poniendo en un cazo caldo de pollo, soja, ajo y miel (Una copa y media de caldo, 1/3 de soja, 4 dientes de ajo fileteado y una cucharada de miel). Ambos iban regando cada cierto tiempo el costillar por encima, para que éste no se resecara. Una hora en el horno a 170º C y..."bualá". Yo hice la mezcla japonesa para mi costillar, pero además, puse romero, tomillo y pimienta a la carne, antes de disponer todo el caldo preparado por encima de la pieza. Llevad cuidado con la sal, ya que la soja ya pone el punto de sal. Fui regando cada 20 minutos y en vez de una hora lo dejé hora y media a 150º C. Para que la carne se separe del hueso y quede tierna hay que dar mucho tiempo a poca temperatura. Si cuando llevas 1h 15’ ves que no está doradito por encima, subimos la temperatura un poco, aunque no os va a hacer falta. Cuando se cumpla el tiempo, para el horno y deja el costillar dentro, esperando a que los comensales terminen con el aperitivo o primer plato que has preparado. Seguidamente, sacamos a un cacillo todo el líquido que contenga la bandeja del costillar. Para esto es preferible que antes troceemos en seis partes la carne y la pongamos en una fuente. Una vez que tengamos el líquido en un cazo al fuego, preparamos una cucharadita de harina en un vaso con un poco de agua caliente-tibia, para que se disuelva la harina perfectamente. Después juntamos el vaso con la harina disuelta a nuestra salsa y ésta espesará a nuestro gusto. El arroz blanco es un buen acompañamiento, aunque podéis descongelar un par de bolsas de arroz tres delicias para no entreteneros demasiado. Hacedlo y veréis como el costillar que sirven en Del Gallo Blues no es tan interesante como parece.

7 comentarios:

francisco dijo...

Nueva entrada y nuevo comentario, que escribo para dar fe de lo que comentas: La carne se separaba sin esfuerzo del hueso, y sabía a gloria, con esa mezcla de hierbas y salsas. Muy bueno, y eso que la carne de cerdo no me ha terminado de convencer nunca. Anoche cené bocadillo de atún. Con pimiento.

Sergio Gallego dijo...

también está bueno el pimiento del que me hablas. De hecho, si alguien quiere comprar una remesa importante de pimiento de piquillo a la leña, que se ponga en contacto con la familia Fernández. Ellos (nosotros) tenemos todas las existencias del sur de España y de la parte norte de África.

Mago dijo...

MMmmm, riquísimo, si señor, Así salió anoche el costillar, la verdad es ya estaba bien que mi horno viera otra cosa que no fueran pizzas y pasteles. Y que mejor estreno que con una recomendación del "maestro gallego". No falla, como él dice: "mínimo saldrá comible".

Está genial. La salsica es un punto, de hecho creo que esta noche me hago unos lomos con salsa de esta.

Mago dijo...

Por cierto, creo que a las etiquetas de los artículos deberías de dedicarle unos segundos.
Llegará el momento que este blog tenga muchas entradas, cuando eso pase, dará gusto encontrar recetas o recomendaciones.
Para este caso se más generoso y pon algo así: receta, cerdo, fácil, horno, salsa de soja,...

Sergio Gallego dijo...

Tomo nota de la recomendación. Y ya sabes lo que me alegro de que saliera la cosa bien. En realidad es la primera receta "mía" que recomiendo y que sale tal y como digo. Casi quiero dar las gracias por fiarte. jejeje. Pero si vuelves a poner "maestro gallego" enviaré a un sicario portugués a tu casa para asegurarme de que no puedas escribir más tonterías en una temporadita. Y mucho menos cocinar. jejeje.

Julio dijo...

Aunque lo he visitado varias veces, como no podía ser de otra manera, es la primera vez que escribo un mensaje. Sergio, únicamente puedo decir que estás hecho un crack de la cocina. A ver si la próxima vez que nos reunamos en Molina a cenar nos preparas la cena. Con un par de tonterias quedo saciado, je, je, je. Enhorabuena por el blog; da gusto leerte sobre cocina.

Lola dijo...

Querido tito, a ver si vamos actualizando para los que ganduleamos en el curro!!!
jejeje. besos.